Blog

QUIERES UN PLAN DE AHORRO ?

Los PIAS o Plan de Ahorro con una fórmula de ahorro a largo plazo alternativa a los planes de pensiones. Entre las ventajas de este producto está su fiscalidad. Te descubrimos cómo tributan os PIAS.

Los seguros de ahorro o plan de ahorro, fueron los productos financieros que más crecieron el años pasado. Cada vez son más los ahorradores que buscan alternativas a los planes de pensiones para cumplimentar su jubilación. Teniendo en cuenta el perfil conservador del ahorrador español, es normal que los PIAS encajen a al perfección con su cartera. Si es que además cuentan con ventajas fiscales si se mantiene la inversión y después se recupera en forma de renta.

Cómo funciona un PIAS

Un plan de ahorro sistemático es en realidad un seguro de ahorro, de forma se pueden definir como un plan de ahorro articulado en torno a un seguro de vida. De esta forma, los titulares se comprometen a realizar una serie de aportaciones periódicas o únicas durante la vida del contrato.

Antiguamente la rentabilidad de los PIAS estaba 100% garantizada, así como el capital invertido. Hoy en día sólo los PIAS más sencillos y conservadores trabajan de esta forma. Este producto se ha modernizado para ofrecer rentabilidades superiores que le permitan hacer frente a fondos de inversión, planes de pensiones e incluso unit linked. La forma de hacerlo es estructurar las aportaciones que realices en torno a cestas de fondos de inversión, entre otras cosas.

El dinero aportado al PIAS tiene una ventaja fiscal clave, pero sólo si se cobra en forma de renta vitalicia y han pasado por lo menos 5 años desde la primera aportación (antes de 2015 ese plazo era de diez años, pero se rebajó tras la reforma fiscal).

Esto no quiere decir que no se pueda retirar el dinero del plan de ahorro PIAS antes de un lustro. Y es que una de las grandes ventajas de los PIAs frente a los planes de pensiones estriba en que el dinero se puede recuperar en cualquier momento si nos hace falta el dinero o si simplemente queremos invertirlo en otro lugar Lo único que ocurre es que se si se hace antes de los cinco años se perderán los incentivos fiscales del PIAS que explicamos en el siguiente apartado donde abordamos la tributación de los planes de ahorro.

Las aportaciones realizadas a un PIAS no permiten desgravar en la declaración de la renta. En este caso, ocurriría como con un fondo de inversión o cualquier otro producto de inversión al uso, donde no hay ventajas fiscales para el dinero que se va depositando. La cosa cambia en el momento del rescate, pero sólo si se cumplen ciertas condiciones que vamos a ver a continuación.

Lo que sí podrás hacer en cualquier momento es cambiar de un PIAS a otro sin coste alguno, salvo que hayas firmado algún tipo de compromiso de permanencia. Lo que no podrás hacer es traspasar tu PIAS a un plan de pensiones y viceversa, y tampoco a un PPA. Desde un punto de vista operativo y fiscal, sólo se permite llevar tu dinero a un producto igual al que contrataste.

¿Es para ti un PIAS?

Los PIAS son un buen producto de inversión a largo plazo. ¿Quieres saber si son para ti? Un experto en finanzas te ayuda a averiguarlo y a poner en plancha tu plan financiero.

Si quieres más información o un presupuesto personalizado, escríbenos Aquí

Tienes un seguro de vida vinculado a una Hipoteca ? Presta atención

A quien no se ha visto obligado a contratar un seguro de vida con el banco para poder obtener la hipoteca ?, aunque la nueva ley hipotecaria impide este tipo de vinculaciones, muchos consumidores deciden contratarlo a cambio de obtener una mejora de las condiciones del préstamo, como por ejemplo una rebaja en tipo de interés.

Para ello, el usuario debe rellenar y firmar un cuestionario de salud, para el seguro de vida, que es obligatorio en todas las compañías con las que trabajamos, aunque no siempre se ha seguido este procedimiento.

El problema surge cuando el hipotecado o prestatario fallece o le conceden una incapacidad y la compañía se seguros se niega a pagar la indemnización correspondiente, alegando inexactitudes en el cuestionario. Por ejemplo, que el asegurado tenía patologías preexistentes a la contratación del seguro que no llegó a declarar en el cuestionario de salud.

Seguro de vida

¿Cuál es la mejor solución, para el cliente? Según explicamos desde Bilbarcos Gestión, cabe la posibilidad de que el empleado del banco, dentro de la maraña de documentación vinculada con la hipoteca, no advirtiera al afectado que estaba firmando un cuestionario en el que debía contestar a preguntas muy relevantes sobre su salud. 

En esta circunstancia, dice el despacho, lo que se debe hacer es reclamar a la aseguradora, basándose en el amparo que le brinda el artículo 10 de la Ley de Contrato de Seguro, que establece que “el tomador del seguro tiene el deber, antes de la conclusión del contrato, de declarar al asegurador, de acuerdo con el cuestionario que éste le someta, todas las circunstancias por él conocidas que puedan influir en la valoración del riesgo. Quedará exonerado de tal deber si el asegurador no le somete al cuestionario o cuando, aun sometiéndoselo, se trate de circunstancias que puedan influir en la valoración del riesgo y que no estén comprendidas en él”. 

Y según la Sala de lo Civil del Tribunal Supremo, este artículo viene a recalcar que la aseguradora está obligada a someter al asegurado a un cuestionario de salud, que deberá contestar por sí mismo o con la ayuda del empleado del banco, y pregunta por pregunta.  

“Si el empleado del banco no realiza todas las preguntas del cuestionario al asegurado y consigna sus respuestas en el cuestionario de salud; si no le solicita que conteste a dichas preguntas por sí, exigiéndole únicamente que lo firme o si dicho cuestionario no contiene la firma del asegurado, el cuestionario de salud como tal no será válido y la aseguradora deberá pagar la prestación convenida, sin consideración del estado de salud del asegurado a la firma del seguro”, explican desde Bilbarcos Gestion. 

Pero este escenario plantea un nuevo problema: que el afectado pueda demostrar que la contratación se produjo sin que respondiera a las preguntas del cuestionario de salud. A pesar de que el asegurado tiene difícl probarlo, no es algo imposible. Según el despacho, estas son algunas maneras que permitirían demostrarlo: 

Si las respuestas al cuestionario de salud están mecanografiadas, es un indicio de que el asegurado no las contestó por sí mismo y que estaban previamente redactadas por la entidad asegurada. 

Si al asegurado le acompañó alguna persona a la firma, podrá testificar en juicio que aquel no rellenó el cuestionario de salud. 

El propio hecho de que el seguro se contratara para obtener un préstamo bancario es otro indicio de que el asegurado no lo contrató a fin de falsear sus datos de salud y cobrar la indemnización. 

Que el peso, la altura u otros datos personales que aparecen en el cuestionario de salud no coincidan con los del asegurado también indica que el documento es un modelo ya cumplimentado antes de la firma del asegurado. 

«Todos estos indicios, si son correctamente valorados por el juez, pueden ayudar a que se estime una demanda contra la aseguradora que impaga y que el beneficiario del seguro de vida cobre lo que le corresponda», concluyen desde Bilbarcos Gestion. 

Plan de Pensiones

Porque elegir un plan de pensiones

Los planes de pensiones son una opción de ahorro para la jubilación, que además conlleva ventajas importantes, sin embargo son muchos los mitos que se han generado en torno a esta posibilidad que puede beneficiar a multitud de personas. Las confusiones más importantes tienen que ver con la rentabilidad y el momento de rescate en los planes de pensiones. Afortunadamente, los expertos en economía son capaces de desmentir estos mitos, reflejando la realidad de manera objetiva.

Como podemos ver en este post, si nos detenemos a conocer un poco más sobre el funcionamiento de un plan de pensiones, quizás encontremos la forma de ahorro que buscábamos para garantizar un futuro confortable. Por ello, queremos contribuir a la verdad, explicando en qué consisten los mitos más generalizados.

 La rentabilidad de un plan de pensiones, más alta de lo que se cree

Existen tres mitos fundamentales que tienen que ver con la rentabilidad de un plan de pensiones. Veamos cuáles son:

BAJA RENTABILIDAD

Muchas personas piensan que los planes de pensiones suponen rentabilidades bajas en comparación con otras formas financieras de ahorro. Pero, es importante tener en cuenta que la rentabilidad de cualquier instrumento financiero depende de la estrategia de inversión que se lleve a cabo y del capital invertido. La rentabilidad de un plan de pensiones se ve mejor a largo plazo y, por ejemplo, al cabo de 25 años, si se sitúa en el 4,32%, este se traduciría en un retorno de 3 euros por cada euro invertido.

SOY DEMASIADO JOVEN

Los planes de Pensiones se relacionan tanto con la jubilación, que se cree que no resulta beneficioso para los jóvenes. Pero precisamente, lo interesante de esta forma de ahorro es la rentabilidad que proporciona a largo plazo. Los expertos aseguran que adquirirlo entorno a los 30 años sería lo ideal, ya que permite afrontar el ahorro con más tranquilidad y más margen para hacer frente a imprevistos.

ES ARRIESGADO

Hay personas que creen que con un plan de pensiones se invierte en activos de riesgo. Es cierto que algunos pueden invertir en esta tipología de fondos para ajustarse a perfiles que quieran asumir más riesgo a cambio de obtener una rentabilidad mayor. Sin embargo, también existen planes para perfiles conservadores, incluso planes garantizados que permiten conocer previamente la rentabilidad que va a suponer.

Además, cabe la posibilidad de adquirir un plan de pensiones mixto, con el que es fácil encontrar una opción que se ajuste al perfil del ahorrador.

El momento del rescate, más liquidez es posible

Los siguientes tres mitos sobre la liquidez en los planes de pensiones, también son bastante frecuentes y perjudican el verdadero conocimiento sobre esta posibilidad de ahorro, interesante para muchas personas. Veamos cuáles son:

NO PUEDEN TOCARSE HASTA LA JUBILACIÓN

Los planes de pensiones son instrumentos de ahorro a largo plazo y resultan muy ventajosos de cara a la jubilación, pero lo cierto es que hay algunas circunstancias en las que sí puede producirse el rescate de un plan de pensiones previo a la misma, como el de desempleo de larga duración, enfermedad grave, invalidez o fallecimiento. Además, desde hace unos años, la ley permite rescatar planes de pensiones con más de 10 años de antigüedad.

LA INVERSIÓN SE PIERDE EN CASO DE FALLECIMIENTO

Muchas personas creen que la inversión desaparece si fallece el titular, pero esto es completamente falso. Tal como hemos detallado en el párrafo anterior, en caso de fallecimiento se produce una opción de rescate que pueden realizar los beneficiarios designados de forma expresa por el titular y, si no los hubiera, pueden ser beneficiarios los herederos naturales o los reflejados en un testamento.

SE PAGAN MUCHOS IMPUESTOS

Es extendida la creencia de que el Estado se queda con gran parte de nuestra inversión. La realidad es bien diferente, ya que, las aportaciones que se realizan a nivel individual en un plan de pensiones suponen una reducción en la base imponible, considerando los límites legales y, además, suponen la aplicación de desgravaciones en la Declaración de la Renta anual. Por ello, los planes de pensiones permiten contar con más liquidez en el presente que se puede reinvertir en el propio plan o en otra alternativa. Por otro lado, si se realizan aportaciones a planes colectivos a cargo de una empresa, suponen un gasto deducible en el Impuesto de Sociedades.

Ahora que ya conoces sobre los Planes de pensiones puedes informarte de las opciones que te ofrecemos desde Bilbarcos Gestión.

Si quieres más información o un presupuesto personalizado, escríbenos Aquí

Seguros de decesos

Seguros de decesos

Evita problemas a tu familia

Seguro de decesos y seguro de asistencia familiar te garantiza los gastos y tramites necesarios, para el enterramiento o sepelio y traslado desde cualquier lugar del mundo. Incluye la realización de todos los trámites, procesos y gestiones de un fallecimiento.

Este seguro de asistencia familiar y decesos cubre una gran variedad de servicios (asistencia fallecimiento, libre elección de cementerio, servicio fúnebre, testamento online etc.). Un servicio de atención telefónica 24 h., que con tan sólo una llamada se ocuparán de todos los trámites necesarios mediante una rápida y eficaz gestión.

La tranquilidad de dejar todo bien atado.

¿Qué te cubre el seguro de decesos y asistencia familiar?

  • Pago de capital por fallecimiento o prestación del servicio, hasta el límite del valor asegurado.
  • Devolución del exceso del capital, si lo hubiera.
  • Traslado nacional e internacional del asegurado fallecido al lugar de inhumación en España.
  • Acompañamiento de restos mortales, gastos de desplazamiento y estancia.
  • Transporte o repatriación de asegurado/s acompañantes.
  • Servicio de orientación jurídica y fiscal y obtención de documentos y trámites de gestoría, tales como: certificado de últimas voluntades, defunción, nacimiento y de matrimonio, elaboración de testamento online de manera fácil y sencilla.
  • Asistencia en viaje a personas en el extranjero (asistencia médica y sanitaria del herido o enfermo hasta 12.000 € por asegurado; convalecencia en hotel del asegurado; transmisión de mensajes; envío de medicamentos …)
  • Elaboración de Testamento online. El asegurado y su cónyuge dispondrán de este servicio gratuito, consistente en el asesoramiento legal de la elaboración del testamento. Un abogado redactará, de forma gratuita, tu testamento online, ajustándolo a tu situación personal.
  • Orientación psicológica al duelo.
  • Borrado de identidad digital del fallecido. A través de este servicio los herederos pueden solicitar la eliminación de la información personal que puede aparecer sobre el familiar fallecido en las redes sociales.
  • Orientación dietética y nutricional telefónica.
  • Consulta pediátrica gratuita.
  • Consulta ginecológica gratuita.
  • Servicio de enfermería a domicilio.
  • Servicio de fisioterapia a domicilio.
  • Limpieza bucal gratis al año.

Porque contratar un seguro de salud

Porque prevenir vale más que curar

Porque contratar un seguro de salud ? Puede que estés pensando en adquirir un seguro de salud. Es una buena idea. Los seguros de salud en España ofrecen importantes ventajas, como el acceso directo al especialista: puedes ir a él cuando quieras o creas que lo necesitas, a tu criterio. Eso sí, este servicio, como todo producto de seguro, tiene sus complejidades y, por ello, es importante que tengas en cuenta algunas cosas. Aquí te damos una serie de consejos básicos.

1.- Sé consciente de que tu seguro de salud te acompañará muchos años. Cuando juzgues la capacidad de servicio o de evolución de tu seguro, no lo veas todo en relación con las necesidades de atención sanitaria que tienes ahora. Tu vida será larga, y es importante que tu seguro sea capaz de responder a las necesidades que vayan surgiendo.

2.- Piensa en grupo. Si no estás solo en la vida, plantéate la posibilidad de un seguro en grupo, que englobe a tu cónyuge, a tus hijos, a tus seres queridos. El seguro siempre se siente más «cómodo» asegurando a varias personas a la vez (así los riesgos se compensan mejor), y es probable que una póliza familiar te traiga más a cuenta que una agregación de contratos individuales con las mismas coberturas.

El seguro siempre se siente más «cómodo» asegurando a varias personas a la vez

3.- Sé sincero en el cuestionario. Si tu asegurador te presenta un cuestionario de salud para valorar tu situación en el momento de asegurarte, no caigas en la tentación de ocultar o enmascarar tal o cual detalle por ahorrarte unos euros en la prima. Si intentas eso estarás engañando y rompiendo la relación de buena fe que conforma un contrato de seguro.

4.- Acuérdate del seguro de salud en tu lugar de trabajo. Hoy por hoy, son muchas las empresas que se plantean suscribir seguros en favor de sus trabajadores. Esto es así, además, porque la legislación fiscal española es bastante generosa en este punto, de modo que puedes llegar a tener un seguro muy completo sin por ello tener que tributar por la prima que tu empresario paga a tu favor. En no pocos casos, además, estos seguros constituidos en el ámbito de la empresa te dan la opción de incluir a tus familiares.

5.- Por supuesto, juzga las coberturas antes de comprar. Pídele a las aseguradoras sus cuadros médicos. Exige que te informen de las coberturas y especialidades incluidas en el contrato que te ofrecen. Plantéate supuestos imaginarios, y pregúntales qué tipo de cobertura obtendrías caso de sufrir tú o los tuyos esa dolencia. Infórmate bien sobre la oferta de servicios en las coberturas más comunes (urgencias, alumbramientos, etc.) Pregunta por los plazos de atención, por los centros hospitalarios disponibles en tu ciudad o en tu zona. No compres a ciegas.

6.- Elije entre reembolso y asistencia sanitaria. El seguro de salud se comercializa en dos modalidades básicas: la denominada de reembolso te abona un porcentaje (comúnmente bastante alto) de la factura que te presenta tu médico, al que por lo tanto eliges tú. El de asistencia sanitaria es un seguro que te provee de un cuadro de servicios médicos dentro del cual puedes elegir el que más te convenga o te guste, pero del que no te puedes salir.

El seguro de salud está para evitar que te pase algo, y si ocurre, poder atenderte

Cada modalidad tiene sus pros y sus contras, y si existen es porque hay diferentes tipos de consumidores que necesitan diferentes tipos de servicio. Pregúntate tú mismo con cuál te sientes más cómodo y, una vez que lo tengas claro, compara.

7.- ¿Y si me echan? Es casi imposible que en tu círculo íntimo no haya alguien que trate de disuadirte de adquirir un seguro de salud porque, te dirá, «ahora que eres joven le interesas, pero en cuanto empieces a tener achaques serios, te echarán». Plantéale esa historia a la aseguradora o aseguradoras con las que contactes, y es más que probable que te lleves una sorpresa bastante positiva: las aseguradoras no echan a la gente porque esté enferma. De hecho, en la asociación sectorial UNESPA existe un Código de Buenas Prácticas que regula esa renuncia a la oposición.

9-. También puedes prever la baja: En determinados casos (sobre todo, si eres autónomo) además del cuidado de la salud puede ser que te interese prever las consecuencias económicas de no poder trabajar porque te hayan operado o te hayas puesto enfermo. El seguro de salud también te puede ofrecer coberturas en esta materia.

10.- … y la prevención: no te olvides que el seguro de salud no sólo está ahí para atenderte cuando te pasa algo. También está ahí para impedir que te pase. Echa un vistazo a sus ofertas en materia de prevención. Con su ayuda, tal vez consigas reducir las estadísticas de obesidad de tu comunidad autónoma.

Pídenos presupuesto Aquí y verás que fácil es ¡¡¡

¿Cómo reclamar las deudas de los vecinos en la comunidad de propietarios?

La morosidad de los propietarios es uno de los problemas más frecuentes y graves en las comunidades, repasamos las posibilidades existentes para reclamar estas deudas.

En los supuestos de mora de un vecino en cuanto a las cuotas de la comunidad, la Ley de Propiedad Horizontal y la Ley de Enjuiciamiento Civil prevén dos vías para reclamar al deudor: el procedimiento monitorio y el procedimiento declarativo verbal (para cuantías hasta 6.000€) u ordinario (cuantías superiores a 6.000€).

Centramos la atención en el procedimiento monitorio, pues es el más habitual en las reclamaciones de deudas en las comunidades de propietarios.

¿En qué consiste el procedimiento monitorio?

Se trata de un procedimiento judicial especial que se caracteriza por ser una vía rápida y ágil para la reclamación de deudas de carácter dinerario, que dota de facilidad de cobro a los acreedores siempre que el deudor reconozca la deuda. Si no es así y el deudor no paga voluntariamente ni se opone dentro del plazo concedido al efecto, el procedimiento finaliza automáticamente mediante una resolución que permitirá al demandante acudir directamente a la ejecución forzosa en la que podrán embargarse bienes suficientes del demandado hasta que se abone totalmente la deuda reclamada.

Para poder iniciar este procedimiento debemos encontrarnos ante una deuda que reúna las características de: líquida (se puede expresar numéricamente o contiene los elementos necesarios para obtener la cantidad mediante una sencilla operación aritmética), vencida (ha de ser reclamable desde el momento de presentación de la solicitud inicial por haberse superado el plazo para su pago), determinada (se sabe con precisión el importe) y exigible (estando el deudor obligado a su pago).

¿Qué tramites previos a la reclamación deberá realizar la comunidad?

Como requisitos obligatorios y previos a la presentación por parte de la comunidad de la reclamación judicial, esta deberá haber cubierto una serie de trámites.

– El primer paso para reclamar la deuda es la celebración de una junta de propietarios, debidamente convocada, en la que se acuerde aprobar la liquidación de la deuda, así como autorizar al presidente o al administrador para exigirla judicialmente. El presidente debe justificar la vigencia en su cargo en el momento del otorgamiento de los poderes para pleitos o cuando inicia el procedimiento directamente. Esta justificación se hará por certificado del acta de nombramiento, testimonio notarial de la misma o testimonio del libro de actas de la comunidad de propietarios efectuado por el secretario del juzgado que está conociendo el proceso.

En determinadas circunstancias un vecino puede iniciar el procedimiento para la reclamación de la deuda, cuando la comunidad de propietarios haya sido informada de la situación y esta se haya mostrado pasiva o reacia a iniciar los trámites pertinentes.

– El segundo paso es comunicar al deudor, siempre por escrito, el acuerdo de liquidación de la deuda. Esta comunicación debe dirigirse en primer lugar al domicilio del deudor que haya indicado para las diferentes notificaciones referentes a la comunidad, en su defecto se hará en el piso o local que el deudor tenga en la comunidad; o de ser imposible por este medio, se efectuará la notificación mediante la colocación del acuerdo adoptado, durante tres días naturales, en el tablón de anuncios de la comunidad o en un lugar visible de uso general habilitado al efecto, con expresión de la fecha y los motivos por los que se procede a notificar de esta forma. Debe ir firmada por el secretario de la comunidad con el visto bueno del presidente.

– Liquidada la deuda y notificada al deudor este tiene un plazo de tres días desde que se le notifica el acuerdo de la junta para realizar el pago. Si no realiza el pago en dicho plazo el secretario debe emitir un certificado del mencionado acuerdo y del impago de la cantidad debida con el visto bueno del presidente de la comunidad de propietarios.

Habiendo cubierto estos trámites la  comunidad puede ya iniciar la demanda judicial contra el vecino moroso. La comunidad puede demandar ante el juzgado de 1ª instancia del domicilio o residencia del deudor, como también el del lugar donde radica la finca.

¿Cómo debe iniciarse este procedimiento monitorio? ¿Qué documentación debe aportarse?

Una vez cumplidos los trámites que acabamos de ver, para iniciar un proceso monitorio para la reclamación de deudas de la comunidad se ha de presentar por escrito una petición inicial en las que se hagan constar: los datos de identificación y contacto de la comunidad de propietarios y de su representante (presidente, administrador…), los datos personales, de contacto y demás circunstancias del deudor, los hechos que han originado la deuda y la cuantía de la deuda aprobada por la junta de propietarios y que así consta en la certificación expedida, así como si se ha realizado un requerimiento previo de pago que conste documentalmente, el importe de tales gastos.

Junto a la petición inicial deben acompañarse los siguientes documentos: certificación de acuerdo de la junta de propietarios aprobando la liquidación de la deuda y su impago, documento acreditativo de la notificación del acuerdo de liquidación al deudor, documento que acredite la condición de presidente o administrador de la comunidad y la autorización para formular la reclamación, justificante de los gastos ocasionados por el previo requerimiento de pago (correos, notario…) si se hubiese realizado, así como el documento acreditativo de la realización del mismo.

 ¿Necesita la comunidad contratar abogado y procurador para presentar el procedimiento monitorio?

No, una de las principales características del procedimiento monitorio es que no es necesaria la asistencia profesional de abogado y procurador para presentar la solicitud inicial, que puede ir firmada directamente por el interesado. No obstante, hay que tener en cuenta que en caso de oposición del demandado sí será obligatoria su asistencia en el posterior juicio declarativo si la cuantía de la deuda reclamada supera los 2.000€.

¿Cómo se desarrolla el proceso monitorio?

Presentada la petición inicial junto con los documentos necesarios para este tipo de procedimiento el juzgado acordará requerir el pago a la persona deudora para que, en el plazo de 20 días, pague o comparezca ante aquel y alegue en escrito de oposición las razones por las que a su entender no debe, en todo o en parte, la cantidad reclamada.

A partir del requerimiento de pago al demandado se abren 3 posibles escenarios:

Pagar voluntariamente: que la persona deudora abone la deuda. Si el deudor paga, el secretario judicial ordenará el archivo de las actuaciones.

Dejar transcurrir el plazo sin pagar ni oponerse: si el deudor no atiende al requerimiento, se instará a la ejecución de la deuda. Se pone fin al procedimiento monitorio y se fija la cantidad que se puede reclamar en el posterior proceso de ejecución. Si inicia el proceso de ejecución forzosa para embargar bienes del deudor con el que hacer pago de la deuda. Para instar esa ejecución no será tampoco necesaria la intervención de abogado y procurador si la cuantía es inferior a 2.000€.

Oponerse: si el deudor se opone a la deuda se pone fin al procedimiento y  se deberá acudir al proceso declarativo ordinario o verbal en función de si la cuantía que se reclama supera los 6.000 euros o no. 

¿Qué plazo tiene la comunidad para reclamar las deudas?

En principio los expertos coinciden en señalar que todas las deudas de un propietario hacia la comunidad, ya sean gastos ordinarios o extraordinarios, tienen un plazo de prescripción de 15 años.

La morosidad de los propietarios es uno de los problemas más frecuentes y graves en las comunidades, repasamos las posibilidades existentes para reclamar estas deudas.


En los supuestos de mora de un vecino en cuanto a las cuotas de la comunidad, la Ley de Propiedad Horizontal y la Ley de Enjuiciamiento Civil prevén dos vías para reclamar al deudor: el procedimiento monitorio y el procedimiento declarativo verbal (para cuantías hasta 6.000€) u ordinario (cuantías superiores a 6.000€).

Centramos la atención en el procedimiento monitorio, pues es el más habitual en las reclamaciones de deudas en las comunidades de propietarios.

¿En qué consiste el procedimiento monitorio?

Se trata de un procedimiento judicial especial que se caracteriza por ser una vía rápida y ágil para la reclamación de deudas de carácter dinerario, que dota de facilidad de cobro a los acreedores siempre que el deudor reconozca la deuda. Si no es así y el deudor no paga voluntariamente ni se opone dentro del plazo concedido al efecto, el procedimiento finaliza automáticamente mediante una resolución que permitirá al demandante acudir directamente a la ejecución forzosa en la que podrán embargarse bienes suficientes del demandado hasta que se abone totalmente la deuda reclamada.

Para poder iniciar este procedimiento debemos encontrarnos ante una deuda que reúna las características de: líquida (se puede expresar numéricamente o contiene los elementos necesarios para obtener la cantidad mediante una sencilla operación aritmética), vencida (ha de ser reclamable desde el momento de presentación de la solicitud inicial por haberse superado el plazo para su pago), determinada (se sabe con precisión el importe) y exigible (estando el deudor obligado a su pago).

¿Qué tramites previos a la reclamación deberá realizar la comunidad?

Como requisitos obligatorios y previos a la presentación por parte de la comunidad de la reclamación judicial, esta deberá haber cubierto una serie de trámites.

  • El primer paso para reclamar la deuda es la celebración de una junta de propietarios, debidamente convocada, en la que se acuerde aprobar la liquidación de la deuda, así como autorizar al presidente o al administrador para exigirla judicialmente. El presidente debe justificar la vigencia en su cargo en el momento del otorgamiento de los poderes para pleitos o cuando inicia el procedimiento directamente. Esta justificación se hará por certificado del acta de nombramiento, testimonio notarial de la misma o testimonio del libro de actas de la comunidad de propietarios efectuado por el secretario del juzgado que está conociendo el proceso.

En determinadas circunstancias un vecino puede iniciar el procedimiento para la reclamación de la deuda, cuando la comunidad de propietarios haya sido informada de la situación y esta se haya mostrado pasiva o reacia a iniciar los trámites pertinentes.

  • El segundo paso es comunicar al deudor, siempre por escrito, el acuerdo de liquidación de la deuda. Esta comunicación debe dirigirse en primer lugar al domicilio del deudor que haya indicado para las diferentes notificaciones referentes a la comunidad, en su defecto se hará en el piso o local que el deudor tenga en la comunidad; o de ser imposible por este medio, se efectuará la notificación mediante la colocación del acuerdo adoptado, durante tres días naturales, en el tablón de anuncios de la comunidad o en un lugar visible de uso general habilitado al efecto, con expresión de la fecha y los motivos por los que se procede a notificar de esta forma. Debe ir firmada por el secretario de la comunidad con el visto bueno del presidente.
  • Liquidada la deuda y notificada al deudor este tiene un plazo de tres días desde que se le notifica el acuerdo de la junta para realizar el pago. Si no realiza el pago en dicho plazo el secretario debe emitir un certificado del mencionado acuerdo y del impago de la cantidad debida con el visto bueno del presidente de la comunidad de propietarios.

Habiendo cubierto estos trámites la comunidad puede ya iniciar la demanda judicial contra el vecino moroso. La comunidad puede demandar ante el juzgado de 1ª instancia del domicilio o residencia del deudor, como también el del lugar donde radica la finca.

¿Cómo debe iniciarse este procedimiento monitorio? ¿Qué documentación debe aportarse?

Una vez cumplidos los trámites que acabamos de ver, para iniciar un proceso monitorio para la reclamación de deudas de la comunidad se ha de presentar por escrito una petición inicial en las que se hagan constar: los datos de identificación y contacto de la comunidad de propietarios y de su representante (presidente, administrador…), los datos personales, de contacto y demás circunstancias del deudor, los hechos que han originado la deuda y la cuantía de la deuda aprobada por la junta de propietarios y que así consta en la certificación expedida, así como si se ha realizado un requerimiento previo de pago que conste documentalmente, el importe de tales gastos.

Junto a la petición inicial deben acompañarse los siguientes documentos: certificación de acuerdo de la junta de propietarios aprobando la liquidación de la deuda y su impago, documento acreditativo de la notificación del acuerdo de liquidación al deudor, documento que acredite la condición de presidente o administrador de la comunidad y la autorización para formular la reclamación, justificante de los gastos ocasionados por el previo requerimiento de pago (correos, notario…) si se hubiese realizado, así como el documento acreditativo de la realización del mismo.

¿Necesita la comunidad contratar abogado y procurador para presentar el procedimiento monitorio?

No, una de las principales características del procedimiento monitorio es que no es necesaria la asistencia profesional de abogado y procurador para presentar la solicitud inicial, que puede ir firmada directamente por el interesado. No obstante, hay que tener en cuenta que en caso de oposición del demandado sí será obligatoria su asistencia en el posterior juicio declarativo si la cuantía de la deuda reclamada supera los 2.000€.

¿Cómo se desarrolla el proceso monitorio?

Presentada la petición inicial junto con los documentos necesarios para este tipo de procedimiento el juzgado acordará requerir el pago a la persona deudora para que, en el plazo de 20 días, pague o comparezca ante aquel y alegue en escrito de oposición las razones por las que a su entender no debe, en todo o en parte, la cantidad reclamada.

A partir del requerimiento de pago al demandado se abren 3 posibles escenarios:

Pagar voluntariamente: que la persona deudora abone la deuda. Si el deudor paga, el secretario judicial ordenará el archivo de las actuaciones.
Dejar transcurrir el plazo sin pagar ni oponerse: si el deudor no atiende al requerimiento, se instará a la ejecución de la deuda. Se pone fin al procedimiento monitorio y se fija la cantidad que se puede reclamar en el posterior proceso de ejecución. Si inicia el proceso de ejecución forzosa para embargar bienes del deudor con el que hacer pago de la deuda. Para instar esa ejecución no será tampoco necesaria la intervención de abogado y procurador si la cuantía es inferior a 2.000€.
Oponerse: si el deudor se opone a la deuda se pone fin al procedimiento y se deberá acudir al proceso declarativo ordinario o verbal en función de si la cuantía que se reclama supera los 6.000 euros o no.

¿Qué plazo tiene la comunidad para reclamar las deudas?

En principio los expertos coinciden en señalar que todas las deudas de un propietario hacia la comunidad, ya sean gastos ordinarios o extraordinarios, tienen un plazo de prescripción de 15 años.

En los supuestos de mora de un vecino en cuanto a las cuotas de la comunidad, la Ley de Propiedad Horizontal y la Ley de Enjuiciamiento Civil prevén dos vías para reclamar al deudor: el procedimiento monitorio y el procedimiento declarativo verbal (para cuantías hasta 6.000€) u ordinario (cuantías superiores a 6.000€).

Centramos la atención en el procedimiento monitorio, pues es el más habitual en las reclamaciones de deudas en las comunidades de propietarios.

El mal uso de patinetes eléctricos puede traer consecuencias penales

Los seguros en patinetes eléctricos.

Desde las aseguradoras advierten que un patinete eléctrico  «no es un juguete» y que su mal uso puede acarrear consecuencia penales.

Los patinetes eléctricos «no se consideran vehículos a motor y no deben cumplir con las exigencias que marca la ley para estos». Aun así, alertan de que «la falta de conciencia respecto a la normativa vigente sobre el uso de patinetes eléctricos ha puesto sobre la mesa la necesidad de que las empresas que los venden expliquen correctamente las instrucciones de uso y, por otra parte, que los ayuntamientos promuevan la normativa que los regula de manera eficaz».

Seguro patinete electrico

Hasta la fecha, los distintos municipios han ido aplicando sus propias normativas para hacer frente al auge del patinete eléctrico., aunque ante la falta de consenso – y de cifras sobre accidentes y denuncias por parte de las Policías Locales- la DGT está trabajando para establecer una regulación mínima sobre los patinetes eléctricos, que contemplaría la prohibición de circular por la acera o de utilizar auriculares, así como establecer el límite de velocidad a 25 kilómetros por hora, entre otras medidas.

«Como se ha visto en el último año, los patinetes eléctricos tienen las mismas características técnicas, como la potencia de motor o la velocidad, que los ciclomotores, por lo que se les puede aplicar el Código Penal». Así, en caso de accidente mortal, se podría aplicar entre uno y cuatro años de prisión, mientras que cuando un patinete causa lesiones por una imprudencia grave, la pena podría oscilar entre los 3 meses y los 3 años de cárcel. «Estamos hablando de situaciones en que el conductor del patinete circule de manera indebida por la acera, esté utilizando el móvil o conduzca bajo los efectos del alcohol o drogas.

También se aconsejan disponer de un seguro de Responsabilidad Civil, aunque éste no sea obligatorio, ya que si se dispone de un patinete eléctrico y se sufre un accidente en el que se es culpable, el seguro será hará cargo del resarcimiento a los terceros involucrados, ya sea un vehículo o un peatón.

Mas información sobre seguros en nuestra pagina de seguros

Seguro para mascotas

¿Qué necesitas para tu mascota? te ofrecemos el seguro de mascotas
Nosotros te lo buscamos

Te orientamos en la búsqueda de servicios para tus mascotas, las mejores tiendas de complementos, los dietistas más recomendados, centros estéticos. Además, te remitimos toda la información por correo electrónico.

Ponemos a tu disposición un teléfono de atención especializada en el que podrás consultar sobre:

> Hoteles de España que admiten animales de compañía
> Transporte de animales
> Cría y eventos
> Servicios de bienestar
> Paseadores
> Alimentación a domicilio
> Pérdida o extravío de mascota
> Atención veterinaria

Seguro de ciberriesgos, qué debe cubrir ?

Los datos de un reciente estudio del Incibe (Instituto Nacional de Ciberseguridad),  cifra en unos 14.000 millones de euros el coste que supone estos ciberriesgos para las empresas españolas. También asegura que a diario son atacados entre 100.000 y 120.000 equipos en nuestro país. Tal situación está provocando un aumento de la preocupación por este asunto y por consiguiente, de la contratación de seguros de ciberriesgos. De hecho, este es el producto que más creció el año pasado en el sector empresarial y «será el seguro del año 2018», como señala Olivier Marcen, responsable de CyberEdge de la aseguradora AIG para la zona sur de Europa.

Por eso vamos a detallar las seis características básicas que debe contemplar un buen producto con una protección adecuada frente a los cibersiniestros son:

  1. Gestión de incidentes. Cubre los honorarios de asesoría legal, informática forense y relaciones públicas a la hora de gestionar, administrar y mitigar un incidente de seguridad de red o de privacidad.
  2. Protección de datos y responsabilidad cibernética. Ampara las reclamaciones de terceros derivadas de demandas por un fallo de seguridad en la red del asegurado.
  3. Ciberextorsión. Cobertura a las organizaciones ante las pérdidas resultantes de una amenaza de extorsión. Esto incluye rescates para poner fin a una extorsión, así como los honorarios de asesores especializados.
  4. Interrupción de la red o pérdida de beneficios. Responde a la pérdida de ingresos y gastos operativos del asegurado cuando su actividad se interrumpe o suspende debido a un fallo en la seguridad en la red.
  5. Fraude de transferencia de fondos. Cobertura de la pérdida financiera resultante de transferencias electrónicas realizadas de manera fraudulenta tras un ciberataque.
  6. Respuesta ante inspecciones y sanciones regulatorias derivadas de un uso indebido, control o proceso de datos personales.

Aparte de estos puntos básicos, la solución aseguradora de AIG, que se caracteriza por su flexibilidad para adaptarse a las necesidades de las empresas, contempla el acceso 24 horas, los siete días de la semana, a un equipo de expertos en la gestión de ciberincidentes tras haber padecido una brecha de seguridad o un ataque de denegación de servicio.